hoteles únicos Compara precios de hoteles únicos
Ordenar por
Ordenar por
Calas paradisíacas, viajes a la Prehistoria o increíbles fenómenos naturales es parte de lo que el viajero va a encontrarse durante su visita a esta isla balear, sin olvidar una estancia de lujo en los hoteles boutique de Menorca, que aunque la mayor parte de ellos se encuentran ubicados en edificaciones antiguas, están perfectamente dotados con modernas infraestructuras y con las últimas tecnologías.

Hoteles boutique Menorca

Declarada Reserva de la Biosfera por la Unesco, es una de las islas más desconocidas de las Baleares, lo que le ha permitido conservar un paisaje paradisíaco con impresionantes calas de arena blanca, pequeños pueblos de pescadores y restos de la cultura talayótica. En este entorno encajan perfectamente sus hoteles boutique, pequeños y con identidad propia.

Hoteles boutique Menorca © Hotel Torralbenc

Mahón, capital de Menorca

Los viajeros que busquen tranquilidad e intimidad durante sus vacaciones en Menorca, pueden alojarse en los hoteles boutique situados en la capital de esta isla balear donde se sentirán como en su propia casa. Este tipo de alojamientos generalmente son pequeños, por lo que la privacidad está garantizada. Desde allí se puede emprender una ruta por la ciudad para conocer la fortaleza de la Mola, el museo de Menorca, ubicado en un antiguo convento y en cuyo interior alberga objetos prehistóricos tan propios de esta isla, o el bastión de Sant Roc, un vestigio de la principal puerta de la muralla que antaño rodeaba Mahón.

Cala Turqueta y sus aguas transparentes

Entre pinos se encuentra esta paradisíaca cala de aguas azules y arena fina a la que se puede acceder fácilmente desde Ciudadella. Muy cerca de ella se encuentra Cala Macarella, otra imprescindible de Menorca. Se recomienda visitarlas a primera hora o a última de la tarde, ya que durante las horas principales del día se encuentran muy concurridas.

© Cugó Gran

La Naveta des Tudons, el edificio prehistórico más antiguo de Europa

Las navetas son construcciones propias de la isla. Se trata de monumentos funerarios construidos aproximadamente en el año 1 000 a.C. y que pertenecen a la cultura talayótica. Durante su descubrimiento en el siglo pasado, se encontraron algunos cuerpos con objetos personales, con lo que se puede deducir que los entierros eran colectivos. En sus inmediaciones se pueden visitar los poblados talayóticos de Torretrencada y Torrellafuda.

Binibeca, un pueblo menorquín de estrechas y blancas calles

Muy cerca de alguno de sus hoteles boutique está Binibeca, un pueblo de pescadores que parece sacado de una postal gracias a sus casas encaladas y a sus estrechas calles que conforman un laberinto del que no apetece salir. Una buena combinación de esta visita es pasar un día en su playa de aguas profundas y arenas finas rodeada de un bosque pequeño de pinos.

Ciudadela y su rissaga

Además de su increíble patrimonio cultural, si algo caracteriza a esta ciudad es la rissaga, un fenómeno natural propio de la época estival consistente en la oscilación del mar hacia arriba y abajo hasta que el mismo se desborda. Ver como los barcos suben de nivel en apenas unos instantes, es todo un espectáculo.

Descubre otros hoteles boutique

Hoteles boutique en Mallorca | Hoteles boutique en las Islas Baleares | Hoteles boutique en Andalucía | Hoteles boutique en Cataluña | Hoteles boutique en Tramontana | Hoteles boutique en Tenerife | Hoteles boutique en Ibiza | Hoteles boutique en Cádiz | Hoteles boutique en Galicia

Hoteles boutique populares en Menorca