Mapa Filtro
Mapa Ordenar por

Cocina gourmet bajo las estrellas, diseños extraordinarios, habitaciones espaciosas y suites exclusivas con servicios personalizados. Cada una de sus 5 estrellas ha sido ganada con esmero y dedicación, y en los hoteles de Valencia es posible notar la diferencia. Con ayuda del mejor confort, estos aseguran un descanso ideal para recargar energía y recorrer la ciudad con los sentidos despiertos. Y, así, descubrir su catedral, degustar deliciosos platos marinos y visitar sus palacios y playas.

Envíe esta selección de hoteles.

¿Le gusta esta selección de hoteles? ¿O se la quiere recomendar a un amigo? Envie la lista completa por correo electrónico.


Hoteles de 5 estrellas Valencia

Fundada por los romanos en el año 138 antes de Cristo, Valencia es una ciudad que se considera testimonio vivo de una historia milenaria. Ello se ve reflejado en las obras arquitectónicas que han sido erigidas a lo largo de los años y abarcan diversos estilos, como el barroco, el modernista y el gótico. La elegancia de sus palacios, suntuosamente decorados, y la belleza de sus iglesias cubiertas de mármol combinan a la perfección con los hoteles de 5 estrellas de Valencia. Los visitantes quedan boquiabiertos ante tanta majestuosidad, finura y encanto. El servicio de lujo que ofrecen los hoteles es incomparable.

Hoteles de 5 estrellas en Valencia: un vistazo a los barrios y las atracciones más importantes

Hoteles de 5 estrellas Valencia© Hospes Palau de la Mar

Centro histórico: encanto arquitectónico, arte y cultura

El centro histórico valenciano está conformado por diversos edificios, entre los que destaca la Catedral, símbolo de la ciudad. Esta es la sede del Arzobispado de Valencia y fue erigida encima de una mezquita antigua. No muy lejos de allí, en la plaza de Los Fueros, se encuentran las Torres de los Serranos que, junto a las Torres de Quart, constituyen una de las puertas de la muralla que protegía a Valencia. Esta antigua fortificación funcionó durante un tiempo como cárcel para nobles y caballeros, pero en la actualidad es sede de diversos e importantes actos de la ciudad. El centro histórico se divide en dos barrios: El Carmen y Ciutat Vella. Mientras que el primero nuclea toda la vida nocturna y cultural de la ciudad, agrupando a jóvenes y estudiantes, artistas y curiosos; el segundo tiene un aspecto más tranquilo y antiguo, en el que pueden admirarse varias maravillas arquitectónicas. La Lonja de la Seda y el Palacio del Marqués de Dos Aguas son dos de los edificios más emblemáticos de la zona. Aquí también se encuentra el Mercado Central, ideal para comprar productos típicos de la región o beber una horchata, la bebida de los faraones. Al igual que los hoteles de 5 estrellas de otras partes de España, los de la ciudad de Valencia ofrecen servicios exclusivos, entre los que se cuentan un área de spa, piscina y restaurantes de lujo, todo ello en un ambiente sofisticado y armonioso.

Ruzafa: centro nocturno

Dentro del distrito del Ensanche se sitúa este particular barrio, que había quedado en el olvido durante varias décadas pero ha sabido recuperar su atractivo y hoy se considera uno de los barrios de moda de la ciudad. A pesar de que sus edificios no presentan una belleza o suntuosidad comparable a los del centro, albergan también una importancia a nivel histórico y social. Ruzafa, el SoHo valenciano, es el barrio ideal para quienes viajan en búsqueda de nuevas experiencias gastronómicas. Para los que deseen salir en la noche, este barrio cuenta con muchos sitios que hoy son centro de la escena nocturna y musical. El corazón de Ruzafa es su mercado, epicentro comercial de la zona y centro de reunión para los vecinos del distrito. Para descansar tras un largo día paseando por las calles valencianas, este barrio tiene los mejores cafés. Muchos de ellos decoran sus paredes con exposiciones temporales de artistas locales u ofrecen libros para disfrutar mientras el azúcar de los buñuelos se deshace en las bocas más golosas.

Poblados marítimos: tradición pesquera y paseo marítimo

El distrito de los Poblados Marítimos (Poblats Marítims, por su nombre en catalán) abarca un total de 5 barrios y es conocido como el distrito marinero y pesquero de Valencia. En él pueden verse algunos locales históricos y bien conservados, pero también otras tiendas que son el resultado de iniciativas experimentales, llevadas a cabo por jóvenes y artistas. Las fachadas de los Poblados aún lucen los típicos mosaicos azules y verdes, que denotan un estilo marítimo y rural. El mercado de Cabanyal es uno de los atractivos centrales del distrito. En él pueden comprarse alimentos de temporada y, especialmente y gracias a su proximidad a la playa, pescado fresco. Las playas se extienden por más de 3 kilómetros, entre las más bonitas se encuentran playas como las Arenas, la Malvarrosa y la Patacona. El paseo marítimo es perfecto para dar un paseo por la tarde. El mejor final para un día magnífico en Valencia es una cena con vista de la playa en el restaurante de uno de sus hoteles de 5 estrellas. Aquí, los restaurantes ofrecen una calidad sin igual, siendo su especialidad el pescado y los mariscos.

Valencia – su impronta

Valencia es una ciudad rebosante de historia y belleza. Entre las paredes de sus antiguos edificios se encuentran los mejores hoteles de 5 estrellas, que destacan por su elegancia y la calidad de servicio. La ciudad es ideal para unas vacaciones tranquilas junto al mar, que pueden combinarse perfectamente con salidas culturales a los museos y monumentos valencianos. Los mejores platos de mariscos y pescados están en el distrito de Poblados Marítimos, situado junto al mar Mediterráneo.