hoteles únicos Compara precios de hoteles únicos
Ordenar por
Ordenar por
Roma es un paraíso para los estetas y los sibaritas. Aquellos que tienen las más altas expectativas en cuanto al alojamiento, saben que un hotel de diseño en Roma es la mejor alternativa a los alojamientos tradicionales. Decorados por profesionales con estilo y buen gusto, las habitaciones de estos hoteles son una verdadera fiesta para los sentidos. La ciudad recibe miles de visitantes cada semana y, ya sea que viajen por negocios o para conocer el Coliseo, la reserva es en un hotel de diseño.

Hoteles de diseño Roma

Roma es una ciudad inmortal que tiene gran variedad de atracciones y fantásticas vistas. La ciudad, además, está repleta de antiguas iglesias, bonitas plazas, barrios con encanto y grandes museos. Quienes estén en búsqueda de nuevas experiencias arqueológicas o históricas, están en el sitio correcto. Para conocer la ciudad en todo su esplendor se necesita de varios días y mucha energía. Tras una larga jornada de fascinación y admiración, el descanso ideal se obtiene exclusivamente en los hoteles de diseño de Roma. Desde el Coliseo hasta la Ciudad del Vaticano, cada sitio guarda un encanto único del que todos deberían asombrarse al menos una vez en la vida.

¿Dónde hospedarse en Roma? Un vistazo a los sitios más importantes

Campitelli: centro de vida romano

Si hay algo que caracteriza a este “rione” (barrio), y a Roma en general, es el Coliseo: el mundialmente conocido anfiteatro donde tenían lugar peleas de gladiadores, ejecuciones de prisioneros y muestras de animales exóticos. Anteriormente llamado Anfiteatro Flavio, este es el principal símbolo de Roma, que recibe más de 6 millones de visitas al año entre sus paredes de más de 2000 años de antigüedad. El encanto del histórico centro romano no acaba allí: situado entre el Coliseo y el Monte Palatino, se encuentra el Arco de Constantino, construido con piezas de edificios anteriores. Además, el Monte Palatino sirve de resguardo para la antigua historia romana: aquí es donde, según cuenta el mito, se encontraba la cueva de Luperca, la loba que cuidó de Rómulo y Remo. Fue en este monte donde durante la época republicana, los romanos de clase alta construyeron suntuosos palacios que les sirvieron de hogar. Hoy estos palacios no son más que vestigios, pero su belleza e importancia aun cautivan a miles de turistas cada día. La vida pública, cultural y económica durante la antigua Roma, tenía lugar en el Foro Romano, una de las obras más imponentes y representativas de la época imperial. Junto a Campitelli, el barrio de Monti se caracteriza por ser encantador y alberga un sinfín de atractivos para turistas y locales: cafés con estilo, tiendas con delicados artículos artesanales y restaurantes de primera categoría. Por su parte, el rione vecino, Celio, cobra vida durante los fines de semana y por la noche. Su conocido ambiente de fiesta y gay-friendly hace de Celio el sitio perfecto para salir de copas. Luego de agotar las reservas de energía, el mejor descanso y confort se encuentran en los hoteles de diseño del casco antiguo de Roma.

Trevi, Colonna y Campo Marzio: preciosas fuentes y plazas populares

Allí donde puede verse un extenso grupo de turistas lanzando monedas al aire, es donde se encuentra la famosísima Fontana de Trevi. Esta bonita fuente, escenografía de conocidas películas, es la más grande e importante de la ciudad. Construida en el año 19 a.C., constituye la finalización del acueducto Aqua Virgo y sirve de punto de encuentro de tres calles (de allí su nombre, derivado de “Tre Vie”, tres vías). El mito dice que quien arroja una moneda, volverá a Roma y quien arroja dos, encontrará el amor. No muy lejos de allí, la Plaza del Quirinale obsequia a los turistas con fantásticas vistas de la ciudad, gracias a que está situada sobre la más alta de las colinas de Roma. Cada día, a las 15:00 horas, tiene lugar el cambio de guardia frente al Palazzo del Quirinale. Por su parte, Plaza Colonna es el distintivo del rione que lleva su mismo nombre. Esta plaza está rodeada de imponentes edificios, entre los que se incluyen el Palacio Chigi (sede del gobierno), la iglesia de Santi Bartolomeo ed Alessandro dei Bergamaschi y el Palacio Ferraioli. La plaza más popular de Roma se encuentra en Campo Marzio: entre sus atractivos, Piazza del Popolo alberga un obelisco egipcio de 24 metros de altura y deslumbrantes obras de Caravaggio que pueden contemplarse dentro de la iglesia de Santa María del Popolo.

Ciudad del Vaticano: la visita más esperada por los fieles

Si bien el mismo nombre indica que esta es no solo una ciudad sino también un estado independiente del resto de la ciudad de Roma, geográficamente se encuentra dentro de la misma y es uno de los atractivos imprescindibles al visitar la capital italiana. El hall de entrada a este increíble lugar es la Plaza de San Pedro, de una belleza admirable. Esta es la plaza que da la bienvenida a cientos de miles de personas durante los eventos y liturgias que tienen lugar en el Vaticano. Caracterizada por sus columnas y los cientos de santos que pueden verse en ellas, esta plaza es única en el mundo. El edificio más importante del catolicismo se encuentra aquí: la Basílica de San Pedro tiene un interior que puede recibir hasta 20 000 personas y su cúpula es de una belleza inmensurable. Bajo la autoridad del papa de la iglesia católica se posiciona también la obra más conocida de Miguel Ángel y uno de los mayores tesoros que guarda el Vaticano. La magnificencia de la Capilla Sixtina no reside solamente en su arquitectura, sino también en los frescos que recubren por completo las paredes y el techo, y que representan varias de las imágenes más significativas para los fieles. La puerta de entrada a esta maravilla son los Museos Vaticanos, cuyo origen data del año 1503 y se compone de una colección única, gracias al aporte de familias particulares y los distintos papas que han sido elegidos y coronados allí.

Roma – su impronta

Desde la antigüedad, Roma ha sido eternamente celebrada como el centro del mundo. Hoy, esta ciudad cautiva a viajeros y fieles provenientes de diversos países. Bellos palacios, increíbles plazas, fuentes con aire romántico, el Coliseo más grande y famoso del mundo, restaurantes y hoteles de diseño hacen de la visita a Roma una experiencia sinigual.

Otros tipos de hotel en Roma

Roma: Barrios populares

Roma: Barrios populares por tipo