hoteles únicos Compara precios de hoteles únicos
Ordenar por
Ordenar por
El único sambódromo del mundo se encuentra en Brasil, la capital del carnaval. Brasil cuenta con una gran riqueza cultural, estupendos entornos naturales y una deliciosa gastronomía. Los hoteles de lujo permiten a los huéspedes dormir con el mayor confort y, a su vez, estar cerca de los principales atractivos de cada lugar. Playas paradisíacas, paisajes selváticos, coloridas favelas y samba a todas horas esperan en las principales ciudades de Brasil, como Río de Janeiro y São Paulo, entre otras.

Hoteles de lujo Brasil

El país más grande de Sudamérica es también uno de los más visitados por quienes saben apreciar el lujo, la cocina de alta calidad y el servicio de 5 estrellas. Brasil ofrece un sinfín de paisajes naturales y atractivos únicos que hacen de las vacaciones una experiencia inolvidable. Exclusivas playas, islas paradisíacas, cascadas alucinantes, desiertos y centros urbanos con historia esperan a ser descubiertos en Brasil.

¿Dónde dormir con lujo en Brasil? Un vistazo a las ciudades y los lugares imprescindibles

São Paulo: lujo, cultura, historia y belleza

La ciudad más grande de América del Sur cuenta con un amplio abanico de actividades para todos los gustos. Los amantes de las compras y la buena comida querrán dirigirse al centro financiero atravesado por la avenida Paulista. Aquí convergen muchos turistas en busca de las mejores tiendas, restaurantes y museos, entre los que se encuentra el MASP, el más visitado de São Paulo. A éste le siguen los museos de la Pinacoteca, el del Fútbol y el Paulista. Quienes prefieren un tipo de arte más callejero no querrán perderse el Beco do Batman (callejón de Batman), uno de los primeros museos al aire libre de arte urbano en la ciudad. Una de las joyas más atesoradas de São Paulo es, sin dudas, el Teatro Municipal. Típica postal de la capital paulista, este majestuoso edificio es de gran importancia histórica y en él han tenido lugar óperas y conciertos con personalidades internacionales. Otro de los imprescindibles durante la visita a São Paulo es la maravillosa catedral, donde se encuentra enterrado el cacique Tibiriçá (aliado portugués durante la colonización de Brasil). Los estándares de belleza en Brasil son muy altos. Este es uno de los países en los que más procedimientos estéticos se realizan en el mundo entero. Quienes quieran estar a la altura de su ideal estético durante las vacaciones, podrán hacer su reserva en uno de los hoteles con spa, donde recibirán tratamientos de belleza de la más alta calidad.

© Campo Bahia Hotel Villas Spa

Río de Janeiro: ciudad de contrastes, de colores y jet set

La ciudad del Cristo Redentor, de la samba, las espectaculares playas y calles repletas de carnaval y alegría. Así se define Río de Janeiro, la segunda ciudad más grande de Brasil y uno de los mayores centros turísticos de la región. El carnaval, la fiesta más esperada por todos los brasileños, tiene lugar cada año entre febrero y marzo. Durante los cuatro días que dura este espectáculo tan extraordinario, todo es alegría, danza, plumas y color. El sambódromo es el escenario en el que las escuelas compiten con sus carrozas, y es único en el mundo. Río de Janeiro es ideal para realizar excursiones y senderismo, las rutas favoritas son Dois Irmãos, Morro da Babilônia, Pão de Açucar y, por supuesto, la del mundialmente famoso Cristo Redentor. Dentro de la ciudad hay varios atractivos que cautivan a sus visitantes, como la escalera de Selarón, el tranvía de Getulio y la catedral de San Sebastián. Para conocer más de cerca el estilo de vida de los habitantes locales, se puede contratar un tour guiado y así visitar las favelas de Río de Janeiro. Durante los meses cálidos, las playas de la ciudad dan la bienvenida a los veraneantes que llegan para ver y ser vistos. La playa de Leblón, en Ipanema, es una de las más famosas y realmente vale la pena visitarla y beber una deliciosa caipiriña junto al mar.

© Campo Bahia Hotel Villas Spa

Florianópolis: entorno natural, deportes acuáticos y calles de compras

Uno de los destinos más conocidos del sur de Brasil es Florianópolis, también conocida como Floripa. Los meses de más concurrencia van desde noviembre a marzo, y su mayor atractivo son sus paradisíacas playas. Las excursiones más solicitadas incluyen paseos por las islas y la oportunidad de descubrir los hermosos rincones de la región. Esta parte de Brasil es ideal para quienes aman la naturaleza y los deportes acuáticos. Además de esnórquel, buceo y surf, también se pueden practicar vuelos en parapente. Los hoteles de 5 estrellas cuentan con espaciosas habitaciones, mobiliario de lujo y la oportunidad perfecta para conocer las aguas cristalinas, arenas claras y peces de colores del lugar. Entre los entornos naturales más recomendados se encuentran la Lagoa da Conceição, la isla de Campeche y la Lagoa do Perí. El centro histórico de Florianópolis también merece una visita. Allí se puede conocer la catedral, una preciosa higuera centenaria, el palacio de Cruz de Sousa y sus calles repletas de cafés, restaurantes y tiendas de diseño.

Brasil – su impronta

Cómo llegar: São Paulo y Río de Janeiro tienen la mayor frecuencia de vuelos provenientes desde Europa. Sin embargo, son varias las ciudades que reciben vuelos internacionales durante todo el año. Los vuelos desde España tienen una duración de entre 10 y 12 horas, y al aterrizar se puede optar entre contratar un servicio de transporte directo hasta el hotel o alquilar un coche propio. Viajar entre las principales ciudades turísticas es muy sencillo. En este caso es posible hacerlo por aire, agua o tierra y las opciones son infinitas. Los cruceros realizan paradas en varios de los puertos de la costa brasilera, permitiendo a sus pasajeros descender durante varias horas y conocer los atractivos más imprescindibles en poco tiempo.

Tipos populares hoteles en Brasil