Mapa Filtro
Mapa Compara precios de hoteles únicos Ordenar por

Las playas de Cerdeña suelen ocupar la lista de las más hermosas del mundo. Sin dudas la costa italiana es muy especial: el color de sus aguas varía entre verde esmeralda y azul turquesa, tonalidades que bañan una playa de arena blanca. Su encanto caribeño combina a la perfección con el paisaje rocoso, con sus idílicas bahías y con los bonitos flamencos que anidan en la zona. Reservar un hotel de playa en Cerdeña garantiza poder disfrutar del encanto natural de la isla y del mar que la rodea.

Envíe esta selección de hoteles.

¿Le gusta esta selección de hoteles? ¿O se la quiere recomendar a un amigo? Envie la lista completa por correo electrónico.


Hoteles de playa Cerdeña

Playas con arena de ensueño, mar de color verde esmeralda, grutas encantadas y un litoral rocoso – Cerdeña es una isla de Italia con paisajes muy variados, abierta a los turistas especialmente en épocas de verano. Quienes desean dormir gozando de los servicios más exclusivos en un hotel de playa, eligen reservar una habitación en el norte de Cerdeña, donde la sofisticación es moneda corriente. Los amantes de la naturaleza se ven atraídos por el sur. También se puede optar por playas y bahías poco concurridas, que pueden servir tanto para relajarse y descansar como para hacer deportes acuáticos en el agua cristalina.

Cerdeña Cerdeña © Bajaloglia Resort

Hoteles de playa en Cerdeña: un vistazo a los atractivos más importantes

Costa Smeralda: lujo y alta sociedad

El mar de color verde esmeralda y las blancas arenas conforman el paisaje típico de Costa Smeralda. Este tramo de la costa tiene un paisaje rocoso, característico del noreste de Cerdeña, y es conocido desde hace tiempo como un paraíso de playa. Testigos de ello son los famosos y otros integrantes de la alta sociedad, que la visitan a menudo. Boutiques, restaurantes y bares exclusivos complementan el sofisticado ambiente en Porto Cervo. En el puerto se conglomeran lujosos yates y glamorosos hoteles de playa. El Yacht Club Costa Smeralda lleva a cabo la conocida regata Rolex Swan Cup, vivo ejemplo del glamour que caracteriza este lugar.

Costa Rei: deportes acuáticos y relax

Cerca de Cagliari, la capital de Cerdeña, se sitúa Costa Rei al sudeste de la isla. Aquí, las playas son muy extensas, mientras que el Mediterráneo –a diferencia del norte– tiene un verde esmeralda que enamora. Al interior de la región, las tierras son de un verde intenso y están elevadas por vastas colinas. Las reservas naturales le dan un carácter auténtico a la región. Este es el sitio perfecto para quienes buscan relajarse y descansar de la rutina. Las ciudades de la costa agrupan muy bonitas tiendas y preciosos hoteles de playa. Quienes deseen salir de compras, deben dirigirse a Cagliari o visitar Villasimius. Por su parte, los fanáticos de los deportes acuáticos tendrán que localizar la costa sur en su mapa: el sitio perfecto para surfear, bucear o pasear en bote. Inclusive hay escuelas que ofrecen cursos para aprender a hacer estas actividades de forma segura.

Costa Verde: naturaleza y cultura

El sudoeste de Cerdeña se muestra agreste y natural. 47 kilómetros de pura naturaleza. Costas escabrosas a las que se llega solo por caminos de ripio y, a su lado, playas desiertas rodeadas por dunas y una vegetación tupida. La costa verde de Cerdeña, con sus melocotoneros y sus acacias, se mantiene aún como un destino secreto bien conservado. Quienes duerman en un hotel de playa de Costa Verde, podrán tomarse el tiempo de visitar también Montevecchio. Aquí tuvo lugar la explotación minera. Hoy, los edificios, a medio desmoronarse, son un atractivo para todos los que visitan Cerdeña.

Cerdeña – su impronta

La mejor época para viajar a Cerdeña y disfrutar de la playa es entre mayo y septiembre. Quienes llegan temprano quedan encantados con el hermoso paisaje floreciente de Cerdeña, pero deben saber que la temperatura del agua entonces no supera los 16° C. Los que no temen al calor pueden visitar la isla en agosto. Las temperaturas más altas llegan a los 40° C. El tiempo más agradable es entre el mes de junio y principios del mes de julio.