0 hoteles únicos Mapa Filtro
Mapa Compara precios de 0 hoteles únicos

Florencia cuenta con un sinfín de hoteles boutique ideales para conocer su fantástico centro histórico y todas las obras arquitectónicas que el mismo alberga. Desde su impresionante catedral hasta las obras de los artistas más famosos en las paredes de la Galería Uffizi, Florencia resulta fascinante. Para visitar las ciudades de alrededor, como Pisa, Siena o San Gimignano, se recomienda reservar uno de los hoteles en la ciudad de Florencia, donde el descanso y el confort están asegurados.

Compartir esta selección de hoteles.

¿Le gusta esta selección de hoteles? ¿O se la quiere recomendar a un amigo? Envie la lista completa por correo electrónico.


Hoteles boutique Florencia

Florencia es una de las ciudades italianas más conocidas después de Venecia, Pisa y, por supuesto, Roma. Esta fantástica metrópoli alberga tesoros del renacimiento italiano, ofrece deliciosos platos tradicionales y fantásticos hoteles boutique para sentirse como en casa. Pero la ciudad no solo es un paraíso para los aficionados a la cultura y la arquitectura, sino también para los amantes del arte y de la historia, de las compras y de la abundancia.

Hoteles boutique en Florencia: un vistazo a los rincones más bonitos e interesantes

Un paseo histórico y cultural

Enamorarse de Florencia es muy fácil. Se podría decir que es casi inevitable, especialmente después de ver las magníficas obras arquitectónicas que decoran cada uno de sus rincones, atravesados por la historia y la impronta cultural de su época. Una de las visitas imprescindibles es, sin dudas, la catedral de Santa Maria in Fiore, construida por maestros de la época y que luce un estilo gótico que se lleva todas las miradas. Se recomienda subir los 436 escalones hasta llegar a la famosa cúpula di Brunelleschi, desde cuya terraza pueden disfrutarse excelentes vistas panorámicas. En la misma Piazza del Duomo podrán contemplarse el Campanile de Giotto y el Battisterio di San Giovanni, así como la Puerta del Paraíso, obra del escultor y orfebre italiano Ghiberti. Otro de los sitios imprescindibles aquí es la Piazza della Signoria, la zona más animada de la ciudad y que, gracias a sus diversos monumentos, se asemeja más a un museo al aire libre que a una plaza común. Algunas de las obras más importantes a nivel mundial se encuentran en la Galería Uffizi. Desde Boticelli a Da Vinci, los artistas de mayor renombre están allí. En importancia le siguen la Galería de la Academia de Florencia y el Museo Nazionale del Bargello. Quienes prefieren las obras arquitectónicas, no querrán perderse la Sala del Cinquecento en el Palazzo Vecchio ni la oportunidad de tomar una fotografía nocturna del Ponte Vecchio.

Una visita gastronómica

La gastronomía toscana es una joya de la cocina, que incluye exquisitos platos con carne de ternera, cerdo y pescado. Para conocer estas delicias en detalle y poder llevarse los secretos de la cocina toscana a casa, lo mejor es hacer un curso de cocina. Pero si el tiempo no es suficiente o sencillamente se prefiere la comodidad de sentarse en un acogedor restaurante para degustar los platos locales, entonces hay varios recomendados: La bistecca alla fiorentina es una de las preparaciones más tradicionales, y se acompaña mejor con una copa de Chianti regional. Para los que quieran degustar algo “al paso” hay muchas pizzerías típicas con deliciosas variantes para todos los gustos, tampoco faltan las gelaterias. Un imprescindible es la clásica schiacciata, una focaccia toscana cocida en horno y condimentada con aceite de oliva y sal. Claro que los hoteles de Florencia cuentan con menús variados y un ambiente ideal para cenar tras un largo día de paseo. Quienes hayan quedado fascinados con los sabores florentinos no querrán perderse la oportunidad de llevar consigo estas especialidades italianas en la maleta. Para ello, el Mercato Nuovo es el sitio ideal. Aquí se venden pastas, quesos, aceites, licores y otras bebidas típicas a buenos precios y con calidad gourmet.

Florencia – su impronta

Florencia es una ciudad acogedora y que obsequia a los turistas con preciosos monumentos y obras arquitectónicas, así como con delicias típicas regionales. Sin embargo, se debe tener en cuenta que está prohibido comer parado en las principales calles del centro histórico florentino. Para quienes lo hagan de todos modos, querrán saber que las multas ascienden hasta los 500 euros.

Otros tipos de hotel en Florencia

Hoteles en barrios cercanos

Florencia: Barrios populares