hoteles únicos Compara precios de hoteles únicos
Praga es conocida como la ciudad de las cien torres, esta metrópolis checa ofrece una gran variedad de edificios históricos para contemplar boquiabiertos. Los símbolos inconfundibles son el puente de Carlos, de estilo gótico, y el reloj astronómico en la plaza principal. El barrio Hradčany tiene uno de las construcciones más impresionantes de la región: el Castillo de Praga, de estilo medieval. Artesanías, hoteles repletos de estilo y acogedores restaurantes esperan en la capital checa.

Compartir esta selección de hoteles.

¿Le gusta esta selección de hoteles? ¿O se la quiere recomendar a un amigo? Envie la lista completa por correo electrónico.


Hoteles de 4 estrellas Praga

La capital checa surgió como resultado de la unión de varias ciudades independientes que, distribuidas a lo largo de las orillas del río Moldava, convivían en un mismo espacio. En consecuencia, los barrios de Praga son muy diferentes entre sí, otorgándole una riqueza única a la ciudad. Cada zona tiene su propia impronta, un estilo particular y una historia diferente que la hacen distinguirse de las demás. Los hoteles de 4 estrellas se adaptan a su singular entorno y lo conjugan con un servicio extraordinario.

Hoteles de 4 estrellas en Praga: un vistazo a los barrios más relevantes

Hradčany: historia en cada rincón

El gran símbolo de este barrio es el Castillo de Praga, que ofrece una vista imprescindible. Esta es considerada la mayor fortaleza en su estilo del mundo y ha sido testigo del pasado histórico de la ciudad como centro administrativo, cultural y religioso de la región Bohemia. Por la tarde se recomienda recorrer el conocido Callejón del Oro, que cautiva a sus visitantes con preciosas casitas de estilo manierista. Estas fueron el hogar de guardias reales y sus familias durante el imperio de Rodolfo II, tras un incendio que destruyó sus casas. La catedral de San Vito, por su parte, es uno de los edificios más importantes del país. Su estilo gótico ha acogido durante más de 7 siglos diversas coronaciones, bodas y entierros de reyes y emperadores. Sin dudas, otra visita imprescindible es el monasterio de Strahov, con una imponente biblioteca que alberga más de 200 000 obras.

Staré Mesto o Ciudad Vieja: monumentos y edificios emblemáticos

Situado en el distrito 1, este barrio antiguo es la representación perfecta del pasado medieval de Praga y alberga algunos de los monumentos más emblemáticos de la ciudad. Entre ellos, el famoso puente de Carlos, que data del siglo XVI y es custodiado por 30 estatuas. La más famosa de ellas es la estatua de San Juan Nepomenuco, visitada por los turistas que desean conocer su historia y tocar al perro que acompaña a la figura del santo para garantizar su vuelta a Praga. En este barrio se encuentra también la plaza principal, que luce un impresionante reloj astronómico, que cada hora en punto ofrece un espectáculo único. El mismo ha sobrevivido los bombardeos de la Segunda Guerra Mundial. Esta plaza alberga diversos lugares de interés turístico, entre ellos la iglesia de Týn, la iglesia de San Nicolás y el Ayuntamiento.

Malá Strana o Ciudad Pequeña: la zona más pintoresca de la ciudad

Este barrio es conocido por sus pintorescos jardines y sus fachadas de estilo barroco y color pastel. Diversos atractivos turísticos cautivan a visitantes provenientes de todas partes del mundo, que quedan encantados ante el muro de John Lennon. A pesar de que este integrante beatle nunca estuvo en Praga, la ciudad se encargó de rendirle homenaje con su imagen y letras de sus canciones. Para los amantes de la literatura moderna, aquí se encuentra el Museo Franz Kafka, donde pueden encontrarse manuscritos, borradores, fotografías e incluso dibujos del mismísimo autor. En la entrada del museo se encuentra una curiosa fuente obra del praguense David Černý que permite a los turistas interactuar con las figuras de agua de una manera muy peculiar.

Praga – su impronta

La capital checa en el corazón de Europa es uno de los destinos más elegidos para unas vacaciones cortas o una escapada. Praga tiene mucho para ofrecer: desde edificios históricos como su castillo medieval, hasta barrios repletos de cultura y un estilo de vida joven y llamativo. Para descansar, los hoteles de 4 estrellas de Praga ofrecen un interior con diseño único, atención de lujo y áreas de spa.

Otros tipos de hotel en Praga

Praga: Barrios populares

Praga: Barrios populares por tipo

Hoteles de 4 estrellas populares en Praga