hoteles únicos Compara precios de hoteles únicos
Ordenar por
Ordenar por
Descanso y relax puros en un spa de primera clase, románticas aventuras de esquí e íntimas cenas a la luz de las velas en un restaurante gourmet: en Suiza, las lunas de miel son algo muy especial. En medio de un paisaje natural que maravilla, el amor se convierte en un verdadero hechizo. Antiguas tradiciones se fusionan con el mayor confort y servicios ideales para descansar y no preocuparse por nada, excepto por pasar tiempo juntos. Estos son los mejores hoteles para una escapada de a dos.

Hoteles de luna de miel Suiza

El encanto alpino y el placer sin interrupciones esperan en los hoteles de luna de miel de Suiza. Sus espectaculares paisajes quedan en la memoria de los nuevos esposos para toda la vida. Entre placeres culinarios con vistas al lago o a la montaña, paisajes fascinantes que dejan sin aliento, paseos en las cálidas tardes de verano y noches acogedoras frente a la chimenea, los novios pueden enamorarse aun más. Desde prados de un color verde exuberante y hasta montañas con cimas nevadas, Suiza es el destino perfecto para una escapada romántica en cualquier momento del año.

No molestar: los mejores hoteles de luna de miel en Suiza

Cantón de los Grisones: espacios naturales solitarios y escapadas al aire libre

© Villa Orselina

La mejor forma de descubrir la espectacular y remota región de los Grisones es con una excursión al aire libre. Teniendo el único parque nacional de Suiza, este cantón presenta un paisaje montañoso que se ve fuertemente dominado por los valles de la Engadina y del Rin. Chur, la ciudad más antigua de Suiza, nació en la época de los romanos. En cada una de sus esquinas y rincones se esconden pequeños secretos a la espera de ser descubiertos. Durante el invierno, más de 2200 km de pistas esperan a esquiadores que llegan de todas partes del mundo y se hospedan en los resorts, que están distribuidos en toda la extensión del valle de Engadina. En los meses de verano, el senderismo se convierte en la actividad principal. Para quienes prefieren disfrutar del paisaje sin tener que esforzarse demasiado, hay teleféricos, telesillas y otros medios que los acercarán a los miles de senderos que se extienden a lo largo de montañas, valles y lagos en esta hermosa región. Las aguas termales de Vals mantienen sus puertas abiertas durante todo el año. Desde el confort de una habitación decorada con muy buen gusto, los huéspedes pueden disfrutar de exquisitas vistas a las montañas prístinas, degustar unas deliciosas rösti (papas ralladas y fritas) con apfelmost (mosto de manzana) frente al calor del crepitante fuego de la chimenea y planear un íntimo paseo en coche de caballos por el romántico valle de Fex, en la región de Engadina. Más que un viaje, esta es toda una experiencia que seguramente será recordada por muchos años como una de las más maravillosas en Suiza.

Catón del Valais: paraíso para los amantes de la naturaleza y del vino

© Villa Hotel Sassa Hotel Residence & Spa

Valais es el peldaño intermedio hacia lo más alto del mundo. Con escenarios naturales y tan indomables como el monte Cervino, el glaciar Aletsch de 23 km de largo y un conjunto de exuberantes viñedos en el valle del Ródano, Valais da la bienvenida a sus visitantes durante todo el año. Un paseo o día de esquí en Valais no puede ser nada menos que espectacular. Valais presume de sus pastos de montaña, sus cimas nevadas, prístinos glaciares y bosques con una densa vegetación y, como si fuera poco, es también uno de los máximos productores de vino del país. Con un ritmo de vida tranquilo y envidiable, gracias a que no cuenta con grandes ciudades excepto por la capital de Sion, el cantón de Valais es conocido por su clima mediterráneo que logra un ambiente ideal para pasar la luna de miel tanto en verano como en invierno. Sion también cuenta con excelentes tiendas para ir de compras, así como con restaurantes de primera clase. Los fantásticos vinos que se producen en esta región no defraudan a ningún paladar. El corazón late más rápido cuando se hospeda en unos de los fabulosos hoteles del cantón de Valais.

© Villa Principe Leopoldo

El Oberland bernés: lagos cristalinos y vistas a la montaña

El Oberland bernés, la porción más elevada del cantón de Berna, tiene mucho que ofrecer a los recién casados. Esta es una de esas particulares regiones del planeta que alberga impresionantes paisajes en cada uno de sus rincones, que pueden ser descubiertos durante un paseo en góndola, un picnic junto al lago o practicando senderismo en la montaña. Situada en el centro de la porción oeste de Suiza, esta región es la protagonista de muchas postales gracias al macizo montañoso compuestos por los picos del Jungfrau (doncella), el Eiger (ogro) y el Mönch (monje). Los hoteles de luna de miel de este cantón suizo llevan a sus huéspedes a la experiencia única de dormir en medio de un espectacular escenario alpino que se extiende desde escarpadas montañas y profundas barrancas hasta inmensos bosques y verdes colinas. Quienes buscan la fusión del encanto urbano con las maravillas naturales, la encontrarán en la región del lago de Thun, el punto de partida ideal para explorar el Oberland bernés. En el extremo oeste se encuentra el castillo medieval de la ciudad de Thun. Aquí se ofrece una amplia variedad de actividades. Además, el suave clima de la región es perfecto para practicar deportes llenos de adrenalina como paseos en bote, en parapente o descensos de aguas rápidas. Quienes prefieren disfrutar de un café y un bocado junto al lago, también podrán hacerlo en una de las muchas cafeterías emplazadas a su alrededor.

Suiza – su impronta

Cómo llegar: Situado en el centro de Europa, Suiza es un destino turístico que vale la pena visitar. Las parejas de recién casados podrán aterrizar en uno de sus aeropuertos, siendo los principales el de Ginebra, Zúrich y Berna. Los aeropuertos españoles más importantes que cuentan con vuelos a Suiza son los de Madrid, Barcelona, Málaga y Tenerife. Los vuelos son directos y pueden tardar entre 2 y 4 horas. A Suiza también se puede llegar en tren o en coche, aunque se necesita de mucho más tiempo y no siempre acaba por ser la opción más económica. Una vez en Suiza, se recomienda alquilar un coche para recorrer sus diferentes cantones con tiempo y dedicación. A lo largo de sus 1600 kilómetros, las carreteras suizas llevan a los visitantes hacia los atractivos turísticos más importantes de forma rápida y segura.

Descubre más hoteles de luna de miel en otros países:

Hoteles de luna de miel Suiza: Destinos populares

Suiza: Lugares populares

Hoteles de luna de miel populares en Suiza

Tipos populares hoteles en Suiza