hoteles únicos Compara precios de hoteles únicos
Se denomina Riviera italiana a la franja costera de Liguria, que se destaca por sus encantadores paisajes compuestos de pueblos aterrazados –como los de Cinque Terre–, y por los pueblos costeros de la Riviera de las Flores, que cautivan con sus colores. Hay quienes prefieren reservar un hotel en Génova y así conocer el puerto medieval donde estuvo Colón. Aquellos que prefieran un ambiente sofisticado deberán dirigirse a Portofino, lugar de yates, exclusivos restaurantes y casas Art Nouveau.

Compartir esta selección de hoteles.

¿Le gusta esta selección de hoteles? ¿O se la quiere recomendar a un amigo? Envie la lista completa por correo electrónico.


Hoteles Riviera Italiana

Pintorescos pueblos en la cima de acantilados, idílicas bahías y un paisaje natural único definen a la Riviera italiana, emplazada en la costa de Liguria. Aquí se sitúa uno de los paisajes costeros y culturales más fascinantes, que se extiende desde Génova hasta la Toscana. En su recorrido, los turistas descubren lugares tan maravillosos como Cinque Terre y sus pueblos costeros, la ciudad colombina de Génova o el elegante y lujoso Portofino. La Riviera di Ponente, que se extiende desde Génova y hasta la frontera con Francia, alberga las más hermosas playas y bahías de las llamadas costas de las Palmas y de las Flores. Aquí los visitantes pueden bañarse, bucear o navegar en un ambiente relajado y sofisticado. Los hoteles de la Riviera italiana abarcan desde lujosos edificios con fachadas en color pastel hasta establecimientos de playa o en la ciudad.

¿Dónde dormir en la Riviera italiana? Un vistazo a los lugares y regiones más importantes

Levanto y Cinque Terre: pueblos costeros pintorescos y senderos para caminar

© Grand Hotel Alassio Resort & Spa

Los pintorescos pueblos están formados por casas con fachadas de colores, situadas en la cima de los acantilados y con el bello Parque Nacional Cinque Terre en el fondo. Estas 5 localidades, que conforman lo que se conoce como la zona de Cinque Terre, están conectadas por senderos con diferentes grados de dificultad. Así se llega al idílico Riomaggiore con sus viñas en forma de terrazas, a las elegantes mansiones de Monterosso y a la bonita localidad portuaria de Vernazza. Al final del recorrido se encuentra la antigua ciudad de Levanto, un precioso lugar para practicar buceo, esnórquel y navegar a vela. En los tradicionales hoteles de campo se puede disfrutar de las especialidades de la región, como el dulce vino sciaccetra y el auténtico pesto italiano.

El golfo de La Spezia: ciudad portuaria y maravillosos hoteles

La ciudad portuaria de La Spezia se encuentra en el Golfo de los Poetas, que recibió su nombre gracias al gran número de poetas y artistas que se establecieron en esta preciosa región de Italia. El lugar cuenta con un paseo marítimo flanqueado por palmeras desde el que puede verse la inmensidad del mar y los lujosos yates, cruceros y buques que lo transitan a diario. Los hoteles más bonitos de La Spezia están emplazados directamente en el puerto o en la zona este con sus bonitas casas de estilo moderno. Portovenere luce un cautivante centro histórico con antiguas iglesias y una preciosa playa de arena, mientras que Lerici es conocido por sus caminos de escalinatas y sus románticas mansiones.

© La Meridiana Relais & Chateaux

La península de Portofino: jet set, tiendas de diseño y turismo

Las escarpadas cuestas de la ciudad marítima de Portofino recibe visitas de famosos y personalidades internacionales. La calle Via Roma está repleta de hoteles lujosos, restaurantes exclusivos y tiendas de diseño. A ello se suman el imponente Castello Brown y su suntuoso parque. La ciudad de Rapallo constituye un atractivo cultural en el que se puede conocer la historia medieval y moderna. Los imprescindibles son: el puente romano de Hannibal, la torre, el antiguo convento y el Quiosco de Música en estilo moderno. A su alrededor se encuentran un sinfín de cafés entre palmeras y naranjos.

Génova: cultura medieval y vida nocturna

La ciudad colombina de Génova se bate entre lo antiguo y lo moderno: En el casco histórico hay lujosas mansiones que han sido restauradas y transformadas en exclusivos hoteles, grandes palacios con tiendas, cafés y pizzerías, así como atractivos medievales junto a deterioradas construcciones. El acuario de vida marina está emplazado en el puerto y es el más grande de Europa. El faro, por su parte, se ha constituido como símbolo de la ciudad. Por la noche, el plan ideal consiste en degustar una pasta a la genovesa acompañada por un delicioso vino tinto, para después salir a divertirse en un jovial ambiente de fiesta.

© Grand Hotel Villa Balbi

Riviera de las Palmas: playa, deportes acuáticos y calles de compras

El paisaje costero de la Riviera de las Palmas, con sus característicos paseos flanqueados por palmeras, da una sensación de encontrarse en el medio del Caribe. Aquí las extensas playas de arena se conjugan con los escarpados acantilados, mientras que el interior de la región presenta colinas, bosques de pinos y preciosos valles. Los centros costeros cuentan con un casco histórico, siendo el más aclamado el de Albenga, con sus estrechas y laberínticas calles, sus fuentes y la catedral, que está rodeada de tiendas boutique y de artesanías. La localidad gótica de Finale Ligure, con sus sierras de piedra caliza, es la favorita de las parejas de enamorados. Alassio es perfecta para los turistas más activos que quieran bañarse, navegar o practicar deportes en el agua. Varezze es un paraíso para los surfistas, mientras que Savona recibe a los cruceros en un ajetreado puerto con elegantes cafés.

Riviera de las Flores: colorida vegetación, eventos y vacaciones para descansar

El paisaje de la Riviera de las Flores está compuesto por muchos campos de flores e invernaderos, pequeños hoteles muy bien atendidos por sus propios dueños y un clima agradable y acogedor. Quienes prefieren pasar sus vacaciones en la playa, eligen visitar Imperia, que cuenta con buenos restaurantes, bares y el puerto de yates más grande de Liguria. En cambio, en la localidad balneario de Ventimiglia se destacan los hoteles con circuitos de spa y servicios de masajes. La pequeña ciudad de Bordighera ha recibido la admiración de diversos poetas y artistas cautivados por su preciosa flora. En San Remo tienen lugar varios eventos de música y deportes, entre ellos de ciclismo y coches antiguos.

Riviera italiana – su impronta

© La Sosta di Ottone III

Clima: El clima de la Riviera italiana es agradable durante todo el año gracias a la protección que recibe de los Alpes marítimos y el Mediterráneo. En el mes de julio cuenta con tan solo algunos días de lluvia y alrededor de 25 grados de temperatura.

Cómo llegar: Para quienes no cuentan con demasiado tiempo –y teniendo en cuenta las grandes distancias–, la forma más rápida y económica de llegar a la Riviera italiana es por aire. El aeropuerto más conveniente es, sin dudas, el aeropuerto Internacional Génova-Cristoforo Colombo, que se encuentra junto al puerto marítimo de la ciudad. Son dos las ciudades españolas que operan vuelos a Génova: Barcelona e Ibiza. Pueden encontrarse precios muy baratos y los trayectos son de apenas 1 hora y 45 minutos. Una vez en Génova, los medios para llegar al centro consisten en un el autobús que conecta con la estación central o un coche alquilado, una opción especialmente conveniente para quienes deseen recorrer la Riviera italiana y vivir su encanto de un extremo a otro.

Hoteles populares en Riviera Italiana

Riviera Italiana: Regiones cercanas