0 hoteles únicos Mapa Filtro
Mapa Compara precios de 0 hoteles únicos

Muchos turistas adoran la montaña, mientras que otros prefieren la playa. Los pequeños hoteles en Cantabria son el alojamiento perfecto para aquellos que quieran estar tanto cerca del agua como de los picos montañosos, en un ambiente íntimo y personalizado. En Santander hay una gran cantidad de eventos que tienen lugar de forma anual, mientras que Santillana del Mar y Comillas ofrecen una atmósfera tranquila y más relajada. Cantabria tiene los hoteles ideales para dejar el estrés diario en casa.

Compartir esta selección de hoteles.

¿Le gusta esta selección de hoteles? ¿O se la quiere recomendar a un amigo? Envie la lista completa por correo electrónico.


Pequeños Hoteles Cantabria

La península ibérica tiene mucho que ofrecer a sus visitantes. Quienes deseen pasar unas vacaciones fascinantes en un ambiente amigable, típicamente español, encontrarán en los pequeños hoteles de Cantabria el espacio ideal. Muchos de estos alojamientos son administrados por sus propios dueños, por lo que el servicio personalizado y la comodidad de poder sentirse como en casa están a la orden del día. Por supuesto, luego de un buen descanso podrán disfrutar de unas vacaciones en contacto con la naturaleza, caminatas, salidas culturales y exquisitos platos regionales.

Pequeños hoteles en Cantabria: un vistazo a las ciudades más importantes

Santander: vistas estupendas, bonitas bahías y una amplia riqueza cultural

Santander goza del beneficio de tener una de las bahías más atractivas de España. Es por ello que alcanza su cenit turístico en la época de verano, pero puede visitarse en cualquier momento del año. Un paseo casi obligatorio es el de la zona del Sardinero y sus hermosas playas. Aquí reina un ambiente señorial que reúne tanto a turistas como a lugareños. El palacio de la Magdalena, por su parte, es uno de los edificios emblemáticos de la ciudad y antigua residencia real. En la actualidad, en este palacio funciona una universidad y puede recorrerse con visitas guiadas. El faro Cabo Mayor posee la mejor vista panorámica de los acantilados y la costa de Santander. En su interior, un centro de arte completa la belleza que reina en el exterior. No pueden faltar la Catedral de Santander y el anillo cultural, que permiten conocer el pasado arquitectónico de la ciudad.

Santillana del Mar: poco llana y nada de mar, pero fascinante

Esta conocida villa se caracteriza por tener calles empedradas, un aire medieval y casas con fachadas señoriales. Dentro de sus atractivos, la Plaza Mayor es el centro neurálgico de la población y donde puede apreciarse el ritmo de vida de los lugareños. Allí destacan las Casas del Águila y la Parra, el Ayuntamiento, y las torres de don Borja y Merino. El convento de Regina Coeli, actual Museo Diocesano, se encuentra dedicado a la religión, que contrasta con el museo de la Tortura, fácil de encontrar gracias al esqueleto que se encuentra colgando en la entrada. A unos pasos de aquí, en la Plaza de las Arenas, destaca el Palacio de los Velarde con su arquitectura del primer Renacimiento. En el recorrido por la villa no pueden dejar de visitarse la Casa de los Abades y la Colegiata románica de Santa Juliana. El máximo confort y una atención personalizada esperan en los pequeños hoteles de Santilla del Mar como, por ejemplo, el Hotel Casa del Marqués, que cuenta con habitaciones elegantemente decoradas, un servicio de primera calidad y un ambiente histórico y encantador.

Comillas y San Vicente de la Barquera: arte modernista y contacto con la naturaleza

Comillas puede definirse como un pueblo con encanto propio, con una nutrida representación del Arte Modernista. Entre las piezas arquitectónicas más representativas cuentan el Palau de la Música de Barcelona y el Hospital de Sant Pau. Pero no se debe olvidar que la corriente modernista tiene su máxima expresión en la obra que Antonio Gaudí le otorgó al pueblo, que conforma hoy el llamado Capricho de Gaudí. Este capricho pertenece a la etapa orientalista del artista, para la cual utilizó una decoración que representa las distintas aficiones del dueño indiano, centrándose principalmente en la música. Por otro lado, vale la pena echar un vistazo a la Universidad Pontífica de Comillas y al Palacio de Sobrellano. No puede dejar de mencionarse San Vicente de la Barquera, un pintoresco pueblo a 10km de Comillas en el que puede dedicarse una tarde a visitar el Parque Natural de Oyambre.

Cantabria – su impronta

Contacto con la naturaleza, arte modernista, paseos marítimos y paisajes inolvidables – todo ello es Cantabria. Esta región no deja de asombrar a sus visitantes con su belleza sinigual y su singularidad a la hora de conjugar el arte y la naturaleza. Para unas vacaciones rebosantes de cultura, con ocasionales caminatas y la oportunidad de relajarse en pequeños hoteles con servicio personalizado, el sitio ideal es Cantabria.

Pequeños Hoteles Cantabria: Lugares populares

Tipos populares hoteles en Cantabria