hoteles únicos Mapa Filtro
Compara precios de hoteles únicos

La capital de Portugal descansa sobre 7 colinas. Con construcciones y fachadas más bien históricas, combinadas con una decoración interior innovadora y moderna, los hoteles de diseño de Lisboa se entremezclan a la perfección con el caprichoso ambiente que caracteriza a la ciudad. Los hoteles con terraza y servicio de bar obsequian a sus huéspedes con una estupenda vista de la ciudad. Caracterizados por su pasión por los detalles y un ambiente relajado y alegre, estos hoteles son perfectos.

Compartir esta selección de hoteles.

¿Le gusta esta selección de hoteles? ¿O se la quiere recomendar a un amigo? Envie la lista completa por correo electrónico.


Hoteles de diseño Lisboa

La capital más antigua del Oeste de Europa tiene mucho para ofrecer: un fascinante pasado, deliciosos platos con pescados y marisco, imponentes castillos e iglesias, una bonita torre de Belén y el impresionante elevador de Santa Justa. Los hoteles de diseño de Lisboa conservan el encanto y la belleza de la capital portuguesa. Sus cafés son el escape ideal para descansar los pies tras un largo día de paseo. La temperatura, siempre envidiable, permite disfrutar de Lisboa al máximo. Para llegar a los rincones más cautivadores de la ciudad, viajar en tranvía es la forma ideal. La línea 28 es la más antigua y atraviesa los barrios más pintorescos de la ciudad.

Hoteles de diseño en Lisboa: un vistazo a los barrios más bonitos e interesantes de la ciudad

La Baixa: centro histórico y monumental

El corazón del centro histórico de Lisboa está situado entre dos colinas, en la parte llana de la ciudad, y se llama La Baixa. Tiene un trazado urbano en forma de cuadrícula, lo que facilita su recorrido a los turistas y visitantes. La iglesia más importante de la ciudad es su Catedral, también conocida como la Sé de Lisboa. La arteria principal es la Rua Augusta, que atraviesa el barrio completamente y lleva hasta la monumental plaza del Comercio, uno de los lugares más conocidos y relevantes de la ciudad. Esta se compone de edificios porticados y su lado sur mira al río Tajo. Allí se encuentran el Arco Triunfal da Rua Augusta y la estatua del rey portugués José I. La Baixa es el paseo turístico por excelencia, por ello cuenta con los más elegantes hoteles de diseño de la zona. Con un diseño único, una ubicación céntrica y servicios de spa y piscina, estos hoteles son el alojamiento perfecto para unas tranquilas vacaciones en la capital portuguesa. La Baixa es, además, el corazón comercial de Lisboa. Los amantes de las compras podrán disfrutar de tardes enteras zigzagueando de tienda en tienda entre marcas mundialmente reconocidas.

Chiado y Barrio Alto: moda, vanguardia y vida nocturna

Un ambiente bohemio y alternativo, con gran variedad de tiendas y restaurantes: así se deja describir el barrio Chiado, también conocido como el “Montmartre” de Lisboa. Esta zona cuenta con un gran número de teatros, tiendas, librerías y tradicionales bares en los que se pueden relajar tanto visitantes como locales. El famoso elevador de Santa Justa es una interesante pieza arquitectónica de estilo neogótico. En el pasado, este ascensor fue utilizado para conectar el punto más alto y el más bajo de la ciudad, trasladando tanto objetos como personas. Sin embargo, hoy es uno de los sitios con las mejores vistas panorámicas de Lisboa, desde donde puede llegarse a la Plaza do Carmo y su iglesia. Barrio Alto, en cambio, alberga los grafitis de vanguardia y luce un aspecto más bien deteriorado, transformándose en el escenario de fiesta en la noche. Además de ser conocido por su vida nocturna, este barrio tiene varios rincones que merecen una visita. Uno de ellos es el mirador de Santa Catarina, con bonitas vistas del Tajo, así como el Palacio de Sao Bento. Los hoteles de diseño de estas zonas conservan el estilo vanguardista y novedoso de sus calles. Un ambiente distendido y los mejores servicios reciben cálidamente a viajeros y aventureros de cada rincón del mundo.

La Alfama y Belem: fortificaciones, castillos y torres

Situado sobre una colina, este barrio es conocido por su Castillo de San Jorge, el castillo fundamental en la reconquista de la zona y una de las mejores vistas de Lisboa. Desde allí puede contemplarse la Sé. Los turistas están invitados descubrir más sobre el pasado de la ciudad con ayuda de su museo o visitando la Torre de Ulises. Siguiendo la línea de las fortificaciones militares, el barrio de Belem alberga la famosa torre de nombre homónimo. Una torre defensiva, ubicada en la entrada de Lisboa y uno de los ejemplos más representativos de la arquitectura manuelina. Las mejores fotografías de la torre se obtienen en la tarde. La indiscutible belleza de estos barrios se refleja a la perfección en sus hoteles. Especialmente los hoteles de diseño de Lisboa conjugan el romanticismo y la melancolía que caracterizan al barrio de Alfama y la monumentalidad de la torre de Belem.

Lisboa – su impronta

Antiguos edificios, románticos rincones, vistas panorámicas espectaculares y una vida nocturna envidiable caracterizan a la capital portuguesa. Lisboa logra conjugar a la perfección la elegancia y el estilo moderno, la arquitectura histórica y el ocio nocturno, los paseos tranquilos y los días de compras. Para disfrutar de todo ello, los hoteles de diseño son ideales: habitaciones que transmiten calidez y un servicio de máxima categoría.

Otros tipos de hotel en Lisboa

Hoteles en barrios cercanos

Lisboa: Barrios populares