Mapa Filtro
Mapa Compara precios de hoteles únicos Ordenar por

Notable, lujoso y con estilo: Quienes buscan algo especial en las Islas Baleares, saben que la respuesta es uno de los lujosos hoteles de Mallorca. El sitio perfecto es Portals Nous: grandiosas mansiones, boutiques de diseño y suntuosos yates. El Puerto de Andratx es un poco más tranquilo y elegante, pero no por ello menos distinguido. Cerca de Palma pueden encontrarse varios campos de golf. Luego de un hoyo en uno, solo queda disfrutar de un plato de delicada elaboración en uno de los restaurantes gourmet.

Envíe esta selección de hoteles.

¿Le gusta esta selección de hoteles? ¿O se la quiere recomendar a un amigo? Envie la lista completa por correo electrónico.


Hoteles de lujo Mallorca

Playas pintorescas, bahías de ensueño y atardeceres sensacionales: Mallorca –la isla favorita para disfrutar de las vacaciones– cuenta con una amplia variedad de hoteles de boutique y ofrece, además de la playa y el mar, arte y cultura de primerísima categoría. Aquí es donde puede verse el único castillo de planta circular de España y comprar artesanías locales de producción propia. Además, aquí vivieron y trabajaron los pintores, músicos y escritores más admirables de las Islas Baleares. Mallorca se caracteriza por su fincas que garantizan una estancia romántica en la naturaleza y que ofrecen un encanto rural único.

Hoteles de lujo en Mallorca: un vistazo a lo más importante

Mallorca Hoteles de lujo en Mallorca © Castell Son Claret

Palma: fusión de estilos gótico y moderno

Palma de Mallorca combina atractivos culturales de dos milenios distintos. Aquí pueden contemplarse tanto las construcciones pertenecientes a la Antigüedad clásica, a través de las ruinas romanas, como la lujosa arquitectura musulmana, al observar los Baños árabes. Sin embargo, las atracciones más importantes son la catedral La Seu y el castillo de Bellver, cuyo nombre deriva del catalán antiguo bell ver que significa “bella vista” y lo describe a la perfección. Originalmente, esta construcción gótica de planta circular era la residencia de verano de la realeza, más tarde funcionó como prisión, y hoy se ha convertido en un símbolo de la ciudad. Cerca de este elegante castillo se puede visitar la moderna fundación Pilar y Joan Miró. Su sede fue construida por el arquitecto Rafael Moneo, que incluyó alabastros traslúcidos en el diseño del interior de sus paredes. El edificio contiguo es donde el famoso pintor (Joan Miró) vivía y trabajaba en su estudio. Al ver las obras a medio terminar, los pinceles y envases de pintura, da la sensación de que Miró todavía está trabajando allí. Una botella rota de vino espumoso le da el acabado perfecto a esta imagen. En armonía con su nivel cultural, la capital insular posee algunos de los hoteles más lujosos. Ejemplo de ello es el Hotel Palacio Ca Sa Galesa: Situado en un palacio verdadero construido en 1571, es uno de los hoteles más exquisitos en el Balear. Aquí el servicio exclusivo es algo del día a día. Cerca de la Plaza Mayor y a minutos de la catedral de Palma se encuentra uno de los hoteles boutique más hermosos de España destaca por su exclusividad y diseño, manteniendo la construcción señorial original y su fachada renacentista, combinándolo con una atención personalizada y de primera calidad.

Valldemosa: estancia de invierno de George Sand

Las condiciones climáticas favorables para la salud de Valldemosa en la sierra de Tramuntana eran ya muy bien conocidas por los gobernadores árabes y los reyes mallorquines. Incluso Sancho I de Mallorca mandó construir un palacio en la aldea con la esperanza de aliviar los síntomas del asma que sufría. Esta misma enfermedad afectaba al hijo de la escritora francesa George Sand quien, esperando encontrar una cura, vivió con sus hijos y el compositor Frederic Chopin durante 95 días, entre los años 1838 y 1839, en la Cartuja de Valldemosa. Durante su estancia, escribió su famoso libro “Un invierno en Mallorca”. Hoy día, la vivienda de la pareja de artistas es un lugar de peregrinación para los amantes de la cultura, que pueden apreciar no solo muebles de gran valor, sino también el piano original de Chopin.

La Puebla: un mundo en miniatura

Los espacios de arte y cultura que ofrece el museo Can Planes aportan una experiencia única en una antigua casa señorial del siglo XIX de La Puebla. La muestra que aquí se expone incluye juguetes y material didáctico de ayer y hoy. La colección comprende instrumentos musicales, cocinitas para muñecas, que aún funcionan, y juguetes mecánicos. Con gran precisión, los hogares y distintos edificios han sido reconstruidos a escala, incluyendo un mobiliario con gran detalle. Entre las distintas miniaturas, dentro de uno de los salones, puede verse a una pareja mallorquina elegantemente vestida para su boda. Por supuesto que aquí también se ofrecen alojamientos de 5 estrellas, con un lujo mallorquín característico.

El mejor sitio para los tenistas está en Paguera

El centro turístico Paguera, al suroeste de Mallorca, es un lugar especialmente recomendado para jugadores de tenis. Las condiciones climáticas son particularmente ideales, presentando un promedio de temperaturas de alrededor de 21 °C y solo 74 días de lluvia al año. Aquí se puede entrenar al aire libre los 365 días del año. A ello se suman no solo las canchas de tenis de gran calidad, sino también clubes y escuelas que ofrecen un servicio especializado en este deporte tanto para jugadores profesionales, como para aficionados y jugadores de fin de semana. Los hoteles en Paguera son elegantes y distinguidos, con un gusto exquisito por los muebles de calidad y un servicio de primerísima categoría. La mayoría de los hoteles para deportistas en Mallorca cuenta con canchas de tenis.

Playas para unas vacaciones deportivas

En la costa de Mallorca encontramos una gran cantidad de hoteles de playa esperando ser descubiertos por turistas activos y que deseen ponerse en forma. Una de las playas más bonitas es Es Trenc. Ubicada en el sur de la isla, es la preferida por los jugadores de voleibol. La playa Es Caragol (playa del Caracol), con su arena blanca y ligera, es uno de los destinos más elegidos por aquellos que quieren bañarse en sus aguas o explorar la isla a pie. Para quienes en lugar de caminar prefieran escalar, la playa de Sa Comuna es el lugar indicado. Allí los visitantes no podrán encontrar suficiente arena como para dar un paseo, pero sí un descenso rocoso que lleva directamente al agua para poder darse una refrescante zambullida. Naturalmente, el mar también invita a navegar y a hacer una excursión en canoa; por su parte, las bahías rocosas parecen salidas de un sueño y son el lugar ideal para bucear o hacer esnórquel. Otro punto particularmente atractivo es la bahía en el Puerto de Pollensa, ubicada en el noroeste de la isla. Con sus tres lados rodeados por montañas, este lugar ha sido popular desde que comenzó a ser utilizado como puerto natural por los primeros veleros de la Antigüedad. De aquí que algunos buceadores suelen encontrar artefactos antiguos perdidos bajo el agua. Claro que después de un día repleto de experiencias tan fascinantes, la mejor opción es relajarse en uno de los hoteles de lujo que ofrece Mallorca, en los que el “servicio extraordinario” es, en realidad, algo muy normal.

Sugerencia especial

Tras unas encantadoras vacaciones culturales en Mallorca, será hora de pensar en nuestros seres queridos que esperan en casa y elegir un original regalo hecho con gran dedicación por manos locales. La mayoría de estos recuerdos son realizados por habitantes del lugar, que exponen sus artesanías y permiten a los visitantes ver cómo trabajan en vivo y en directo.