Mapa Filtro
Mapa Compara precios de hoteles únicos Ordenar por

Los hoteles de lujo de Croacia se dejan descubrir detrás de históricas fachadas o en modernas y suntuosas villas con luminosas habitaciones. La exclusiva vista al mar puede encontrarse tanto en Split y su precioso paseo marítimo La Riva, como también en la isla Hvar, con su elegante puerto de yates. Zagreb se encuentra en el interior del país y, aunque no cuenta con playas, tiene cafés y restaurantes rebosantes de lujo y estilo. Los amantes de las compras deberán dirigirse a la calle Ilica.

Envíe esta selección de hoteles.

¿Le gusta esta selección de hoteles? ¿O se la quiere recomendar a un amigo? Envie la lista completa por correo electrónico.


Hoteles de lujo Croacia

Destino turístico favorito de verano para muchos europeos, Croacia ha logrado revitalizar su imagen de país mediterráneo y ofrece hoy una combinación de ciudades de gran atractivo arquitectónico y aguas cristalinas. La gastronomía tradicional croata cautiva a sus visitantes con nuevos sabores, a la vez que los hoteles de lujo les proporcionan el descanso perfecto tras un largo día de paseo y aventuras. Sus fascinantes paisajes están formados por construcciones romanas o impresionantes paisajes naturales, como los lagos de Plitvice. Tanto el antiguo casco de Dubrovnik, como el maravilloso palacio que descansa en Split, son atractivos únicos que los visitantes atesoran en su memoria por siempre.

Hoteles de lujo en Croacia: los lugares más bonitos e inolvidables

Split: belleza monumental y naturaleza paradisíaca

Split es una ciudad que parece salida de un cuento de fantasía, con sus callejones y pintorescos barrios. Una de sus atracciones más importantes es el Palacio de Diocleciano, antiguo monumento construido por encargo del emperador romano Diocleciano. El palacio sirvió de residencia al emperador en sus últimos días y es hoy el corazón de la ciudad de Split. Otros atractivos interesantes son la Catedral de San Duje, el templo de Júpiter y el mercado de las catacumbas. Dar un paseo por el casco histórico de la ciudad y tomar un café en La Riva, a orillas del mar, es el plan perfecto para distenderse. No puede quedar afuera una visita a las playas de Split, conocidas por su envidiable belleza y sus aguas cristalinas. Algunos hoteles de lujo de Split tienen acceso directo a estas playas, otros reciben a sus huéspedes con un ambiente tranquilo y hermosas habitaciones. A pocas horas de distancia de Split, los lagos de Plitvice dejan boquiabiertos a los turistas, alucinados por sus espectaculares cascadas. Este pequeño paraíso natural es una visita imprescindible de Croacia.

Dubrovnik: entre murallas y pequeñas calles pintorescas

Dubrovnik es la perla de la costa Adriática y se caracteriza por sus imponentes murallas y fuertes, que resguardan a la ciudad en su interior. Su casco histórico, declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, tiene un aspecto medieval que permite viajar en el tiempo. Sus bonitas y tranquilas calles invitan descubrir cada uno de sus pintorescos rincones. Ya que no puede accederse con vehículos, la forma de explorar la ciudad es a pie. Entre sus atractivos más interesantes cuentan la Puerta de Pile –entrada principal- y las murallas que rodean a la ciudad, de casi 2 km de longitud. Un imprescindible a la hora de visitar Dubrovnik es la calle Stradun, en la que pueden encontrarse los edificios más importantes, como la Fuente de Onofrio y el Monasterio de Santo Domingo. Plaza la Luza, por su parte, cuenta con una preciosa torre del Campanario y la iglesia de San Blas. Entre el resto de los tejados rojizos, sobresale la cúpula de la Catedral de la Asunción de la Virgen María. La ciudad tiene acceso directo al puerto y a la playa. El plan ideal es recorrer su centro durante el día y relajarse sobre la arena por la tarde. Para dormir cómodamente en las mejores habitaciones de la región, los hermosos hoteles de Dubrovnik abarcan un amplio espectro de servicios, perfecto para familias, parejas y viajeros individuales.

Zagreb: infinita riqueza histórica y cultural

A pesar de ser la capital de tan hermoso país, Zagreb suele ser olvidada por los viajeros. A diferencia de las ciudades junto al mar, el encanto de Zagreb descansa en sus bonitos rincones: arquitectura austrohúngara, galerías de arte y tiendas de antigüedades, mercados locales, restaurantes y cafés con terrazas e interesantes museos. El edificio más pintoresco de la ciudad es, sin duda alguna, la iglesia de San Marcos, que combina el estilo románico y el gótico tardío. Alrededor de la plaza que lleva su mismo nombre: varios edificios tradicionales, como la sede del gobierno o el parlamento. Otros atractivos conocidos de la ciudad son la Puerta de Piedra, la Torre Lotrščak y la Catedral de Zagreb. Dolac, un bonito mercado al aire libre, permite conocer de cerca las bases de la cocina croata, ofreciendo productos locales, verduras, carnes, artesanías y hasta bonitas flores.

Croacia – su impronta

Conocida por sus fascinantes playas que inspiran lujo y relax, Croacia recibe miles de visitantes cada año. Con rincones exóticos y paseos inolvidables, este es un destino obligado para las próximas vacaciones. Los hoteles de lujo de Croacia ofrecen un servicio de excelencia, gastronomía de primera calidad y amplias y confortables habitaciones.