hoteles únicos Mapa Filtro
Compara precios de hoteles únicos

Los hoteles pequeños de Mallorca están administrados por la familia, decorados especialmente y llenos de encanto tradicional mallorquín. Las fincas de estilo rústico se sitúan en el norte, en Serra de Tramuntana. Valldemossa, por su parte, irradia romanticismo con sus pequeñas calles y sus casas de estilo rústico. Las ciudades más activas como Palma o Alcudia también cuentan con pequeños hoteles. Este tipo de hoteles es ideal para descansar tras una noche de fiesta o un largo tour por la ciudad.

Compartir esta selección de hoteles.

¿Le gusta esta selección de hoteles? ¿O se la quiere recomendar a un amigo? Envie la lista completa por correo electrónico.


Pequeños Hoteles Mallorca

Pequeños Hoteles en Mallorca© Finca Can DuvaiEn la isla Balear de Mallorca se encuentran extensas playas, ciudades históricas y una vida nocturna muy animada. Tampoco faltan los paisajes escarpados con acantilados y montañas empinadas, que caracterizan la típica vista. Para quienes buscan un ambiente familiar y una atención personalizada durante sus vacaciones, los pequeños hoteles de Mallorca tienen ese pequeño plus de servicio a medida de cada huésped. Claro que los pequeños hospedajes cuentan con las recomendaciones y los secretos de los verdaderos mallorquines. Estos oasis de lujo esperan ser descubiertos tanto en ciudades animadas como en tranquilas regiones vacacionales de Mallorca.

¿Dónde descansar en pequeños hoteles de Mallorca?

El oeste: vida nocturna y shopping en Palma de Mallorca

Para los viajeros que desean vivir en primera persona la noche y las calles vivaces de Mallorca, el oeste es, como siempre, la propuesta ideal. En Palma de Mallorca, S’Arenal agrupa bares y discotecas, mientras que los clubs más sofisticados se encuentran principalmente cerca del puerto de yates de la ciudad. Los pequeños hoteles de Palma ofrecen a los turistas un espacio tranquilo y, al mismo tiempo, la posibilidad de llegar al ajetreo de la ciudad en tan solo unos minutos, donde les esperan famosas catedrales y serpenteantes pero pintorescas calles. Aquí los restaurantes sirven pescado y frutos de mar, y hay pequeñas tiendas que cuentan con los más finos cueros. La capital alberga una gran cantidad de pequeños hoteles y encantadores hoteles boutique. Desde el Hotel Palau Sa Font y el Hotel Hostal Cuba puede apreciarse la deslumbrante belleza de la ciudad a pie.

El norte: vacaciones activas en la montaña y horas de sol en la costa

Pequeños Hoteles en Mallorca© Finca Ca’n QuatreEl norte de la isla obsequia a sus visitantes con verdaderas montañas de hasta 1400 metros de altura, ideales para salir de excursión o de travesía en bicicleta. En los pequeños hoteles se puede encontrar información al respecto, así como secretos para recorrer los caminos más hermosos. Serra de Tramuntana, una región central con acantilados, bosques de robles y pequeños pueblos de campesinos, tiene mucho que ofrecer a los turistas más activos. Quienes, por el contrario, prefieran broncearse bajo un sol brillante, podrán hacerlo en la bahía de Alcudia, la playa más extensa de Mallorca. Por la noche puede disfrutarse de los más bellos atardeceres con una copa de vino en la mano en Puerto de Sóller. La mejor vista se deja descubrir en el paseo portuario o junto al faro.

El sur: playas y bahías apartadas

Las bahías y playas más solitarias y apartadas están en el sur de la isla balear. En Es Trenc se encuentra la playa natural más extensa de la isla, rodeada de dunas y un área natural protegida. Desde Colonia de Sant Jordi puede hacerse una escapada en bote hasta las islas Cabrera, otra área natural protegida. Quienes quieran disfrutar de especialidades culinarias mallorquinas deben dirigirse a Cala d’Or. Las exquisiteces más recomendadas son la tradicional paella y otros cocidos con pescado y frutos de mar.

El interior de la isla: colinas solitarias y vino

El paisaje del interior de Mallorca está repleto de olivares, campos, fincas españolas y capillas. Esta parte de la isla permanece libre de las grandes masas de turistas. En las bodegas se sirve vino regional y, con algo de suerte, podrán encontrarse residentes locales que relaten las historias que dan identidad a su pasado. Una salida a caminar entre las colinas puede llevar a los visitantes de pueblo en pueblo y de granja en granja. Con el coche, no obstante, se arriba rápidamente a las playas tranquilas al sur de la isla. Los hoteles tranquilos de Mallorca se ajustan a la perfección y no permiten el ingreso del estrés ni del ajetreo. Felanitx está rodeada de molinos de viento y es la capital del vino blanco de Mallorca. La iglesia San Miquel y sus calles aledañas son un claro ejemplo de la vida tranquila que se lleva adelante en la isla balear.

Mallorca: Lugares populares

Pequeños Hoteles populares en Mallorca

Tipos populares hoteles en la región