hoteles únicos Compara precios de hoteles únicos
Ordenar por
Ordenar por
Quienes visitan Algarve solo quieren ver una cosa: su gran variedad de hermosas playas. Entre Albufeira, Faro y Lagos se extienden playas de arena fina como el polvo, inusuales formaciones rocosas, grutas ocultas y bahías de ensueño. La más visitada es Praia da Rocha, con conocidos bares de playa y exclusivos hoteles. Los que prefieran un lugar más tradicional, podrán dirigirse a los pueblo de pescadores. En el extremo meridional se encuentra Sagres, con su faro y su rocoso cabo de São Vicente.

Hoteles Algarve

Situado en el extremo meridional de Portugal, Algarve es una región costera dividida en dos, ideal para turistas que, a la hora de planificar unas vacaciones en la playa, desean cosas distintas. En el lado este, esperan extensas playas de arena fina, ideales para relajarse y tomar el sol. Mientras tanto, en el oeste se hallan pintorescas bahías en medio de inusuales formaciones rocosas, perfecto para descubrirlas a pie o para practicar deportes acuáticos. Una y otra vez se encuentran desérticas grutas y rocas con túneles que desembocan en el mar. Los hoteles de Algarve se hallan en espaciosas villas que se esconden tras paisajes de palmeras. Los hoteles modernos están emplazados junto a la playa o en las tradicionales casas portuguesas con fachadas que combinan diversos colores. Los aficionados a la cultura y a las compras deberán dirigirse a Lagos o a Portimao, mientras que los amantes de la fiesta y la vida nocturna preferirán Albufeira.

¿Dónde dormir en Algarve? Un vistazo a las regiones y los lugares más importantes

Lagos: casco histórico portugués y playas de ensueño

© Tivoli Marina Vilamoura

El casco viejo de Algarve se caracteriza por sus estrechas calles adoquinadas y por un sinfín de restaurantes, cafés y hoteles con fachadas rosas y turquesas. En las grandes plazas y los paseos flanqueados por palmeras se encuentran excelentes opciones para salir de compras y la oportunidad de conocer a los artistas callejeros. Uno de los sitios más impresionantes es la playa Ponta da Piedade, rodeada de prominentes formaciones rocosas y a las que solo puede llegarse a pie a través de un camino empinado. Elegida en varias ocasiones como una de las playas más hermosas del mundo, Maia Praia es ideal para familias y cuenta con mucho espacio para salir a caminar y jugar voleibol de playa entre escarpadas formaciones rocosas de color dorado.

Portimao y Albufeira: jet set y capital de la fiesta

Praia de Rocha, una de las playas de Portimao que más visitas recibe, se encuentran el jet set y los hoteles de lujo. Allí hay también un moderno puerto para pasear en elegantes yates y salir de pesca. En los restaurantes de alrededor se sirve exclusivamente pescado fresco de la captura del día. Cerca de allí, un extenso paseo peatonal con muchas opciones para salir de compras. Carvoeiro, un tradicional pueblo de pescadores, cuenta con elegantes hoteles que se distinguen de los edificios urbanos de las grandes ciudades. Albufeira es la capital de la fiesta y de la vida nocturna y, como tal, ofrece cientos de bares, pubs y restaurantes en la famosa calle “The Strip”. Además, cuenta con más de 20 playas con bares, hoteles de playa, tiendas para ir de compras y posibilidades para practicar deportes acuáticos.

© Farmhouse Of The Palms

Faro y el este: cultura romana y tranquilas playas de arena

Faro, la capital portuguesa, tiene un pasado imperial romano y, como tal, cuenta con un sinfín de atractivos imprescindibles. La ciudad también tiene un gran puerto con verdes jardines sedimentados, un aeropuerto y una gran variedad de iglesias vidriadas. El principal atractivo del lugar es la playa situada en Ilha de Faro, una isla a la que puede llegarse atravesando un estrecho puente. La tradición portuguesa se fusiona con los pequeños pueblos costeros en el este. Particularmente hermosas son las villas, que albergan chalets para las vacaciones y hoteles de categoría. Las playas del este son amplias y arenosas, a diferencia del paisaje rocoso que caracteriza a las del oeste.

El oeste: tranquilidad y costa de surf

Tranquilidad, relax y bahías solitarias caracterizan al oeste de la isla. Las playas son reservas protegidas y en ellas no se pueden realizar construcciones. Sobre las escarpadas rocas grises se encuentran amplios bosques y bahías donde bañarse. Este es uno de los destinos portugueses más elegidos por los surfistas gracias a sus fuertes vientos durante el verano. En el punto más meridional de Algarve se encuentra el cabo de São Vicente, con su faro y pequeños puestos de comida ambulantes. Sagres, por su parte, se destaca por su imponente fortaleza.

© Monte Rei Golf & Country Club

Algarve – su impronta

Mercados: En la mayoría de las localidades de Algarve se encuentra un gran mercado en el que cada día tanto los residentes locales como los turistas pueden comprar los productos regionales más frescos, como frutas, vegetales y la pesca del día. Además, allí también se encuentran los denominados Mercados Gitanos, en los que se venden productos artesanales como cestos o tallas en madera, pero también ropa y zapatos.

Cómo llegar: Por su cercanía, llegar al Algarve desde España es particularmente sencillo. Para quienes deseen ir en coche, la autopista que atraviesa la región se extiende desde la frontera de Vila Real de Santo Antonio hasta Lagos. Los españoles que se dirijan hacia Algarve desde el centro, podrán hacerlo viajando hacia Lisboa (A6) y tomando luego la A2 hacia el sur. Los turistas que provengan de más lejos o prefieran la rapidez y comodidad de viajar en avión, podrán reservar su vuelo con destino al Aeropuerto Internacional de Faro. También se puede viajar en tren o en bus. Quienes no viajen hasta allí con coche propio, podrán alquilar uno al llegar.

Algarve Hoteles por tipo

Algarve: Lugares populares

Hoteles populares en Algarve

Algarve: Regiones cercanas