Mapa Filtro
Mapa Ordenar por

Lugares mágicos en plena naturaleza, horizontes volcánicos, islas solitarias, lagos encantadores y parques arqueológicos son los elementos más hermosos que componen el paisaje montañoso de España. Ya sea que se visite el Parque Nacional de los Picos de Europa en el norte, las idílicas sierras de Tramontana en las islas Baleares o las reservas naturales de Cataluña, hospedarse en uno de los hoteles de montaña que ofrece cada zona es la opción perfecta para quienes viajan en familia o en pareja.

Envíe esta selección de hoteles.

¿Le gusta esta selección de hoteles? ¿O se la quiere recomendar a un amigo? Envie la lista completa por correo electrónico.


Hoteles de montaña España

Íntima quietud, romántica compañía de la naturaleza, paisajes asombrosos y flora y fauna mediterráneos. Todo ello puede disfrutarse durante la estancia en uno de los hoteles de montaña de España. Pueblos enclavados en la ladera de un cañón con callejuelas estrechas en subida, valles frondosos y sierras con preciosas vistas panorámicas, paisajes modelados por la erosión del río, iglesias haciendo equilibrio en lo más alto de los picos montañosos y la posibilidad de disfrutar de un atardecer de ensueño desde la cima de la montaña; la estancia en uno de los hoteles de montaña de España garantiza experiencias inolvidables.

Hoteles de montaña en España: un vistazo a los sitios más importantes

Islas Baleares: superficies rocosas, mar Mediterráneo y contacto con la naturaleza

Las islas Baleares son uno de los destinos más elegidos no solo por los españoles sino por turistas de todas partes del mundo. Situadas en el mar Mediterráneo, frente a la costa oriental de la península ibérica, este archipiélago goza de gran popularidad. Su isla más grande, Mallorca cuenta con calas de una belleza deslumbrante y con montañas que tienen pequeñas piscinas naturales distribuidas entre las rocas. En sus playas, las actividades más elegidas son snorkel o buceo, mientras que los amantes de la montaña prefieren salir de trekking por la superficie montañosa mallorquina como, por ejemplo, la Sierra de Tramontana. Esta sierra ha sido declarada Patrimonio Mundial por la Unesco en la categoría de Paisaje Cultural y está compuesta por pintorescos pueblos como Deià, situado en la vertiente noroccidental de la sierra, o Valldemossa que, además de asombrosos paisajes montañosos, tiene un puerto muy bonito. Este pueblo portuario es el sitio perfecto para degustar platos marinos, con pescados recién salidos del agua. Los hoteles de montaña de estas islas se complementan en total armonía con el paisaje, creando un ambiente propicio para relajarse y disfrutar de las vacaciones.

Cataluña: parques naturales y paisajes volcánicos

Cataluña es muy conocida por su ciudad capital Barcelona, en la que se conjugan el arte, la historia y estupendas obras arquitectónicas. Sin embargo, esta comunidad tiene mucho más que ofrecer a sus turistas, aquí puede vivirse la naturaleza de una forma impresionante. La región cuenta con un total de 18 parques y reservas naturales, muchos de ellos adaptados para familias con niños pequeños y para personas con movilidad reducida. El Parque Nacional Aigüestortes y Estany de Sant Maurici tiene los más idílicos paisajes de montaña. Está compuesto por varios lagos y riscos, y su flora es muy variada. El parque natural del Cadí-Moixeró se luce por sus cordilleras con cumbres que llegan hasta los 1 648 metros de altura. El Delta de l’Ebre presenta los hábitats acuáticos más conocidos del Mediterráneo y una biodiversidad fascinante. Para los curiosos por los volcanes, el lugar recomendado es La Garrotxa, en Girona, que tiene los paisajes volcánicos más alucinantes de toda España. Los hoteles de montaña de Cataluña permiten a los turistas disfrutar de estos paisajes extraordinarios, no solo con las mejores vistas desde la ventana de la habitación, sino también gracias a su cercanía a los principales picos y atracciones.

Norte de España

Bonitos paisajes montañosos, ecosistemas diferentes que gozan de una perfecta armonía, vistas estupendas desde la cima de la montaña – todo ello pueden encontrar los turistas cuando se hospedan en uno de los hoteles de montaña del norte de España. Tal vez el conjunto montañoso más importante de esta zona sea el Parque Nacional de los Picos de Europa, que abarca tres provincias, siendo Asturias la que ocupa la mayor superficie del parque. Éste presenta paisajes abruptos y lagos que de otra forma solo aparecerían en sueños. Su fauna es muy diversa, por lo que es perfecto para ir con niños a observar los distintos regalos de la naturaleza. Castilla y León ocupa la segunda superficie más grande del parque y tiene, además, su propio imán turístico llamado Las Médulas: una mina de oro a cielo abierto del Imperio Romano que ha sido declarado de Interés cultural y Patrimonio de la Humanidad, y deja boquiabiertos a todos sus visitantes. De una altura al menor pero con un conjunto de senderos de ensueño, la Selva de Irati, en Navarra, es popular por su bello paisaje natural, conformado por los ríos Areta y Salazar.

España – su impronta

España es un país de paisajes sorprendentes. Las zonas montañosas son abundantes y de fácil acceso para los turistas, que quedan boquiabiertos al contemplar su inigualable belleza. Los hoteles de montaña de España permiten tener estos increíbles paisajes casi junto a la puerta de la habitación. Para unas vacaciones en contacto con la naturaleza, ya sea en familia o en pareja, este es el destino más anhelado.