hoteles únicos Compara precios de hoteles únicos
Los hoteles tranquilos de España son un verdadero destino en sí mismos, excelentes para una escapada lejos del bullicio y ajetreo cotidianos. Para pasar unas vacaciones relajantes, lo mejor es aventurarse a descubrir apacibles pueblos pesqueros y suburbios alejados de los grandes conglomerados, sin renunciar a las instalaciones de lujo y a un interminable menú de actividades al aire libre. Relajarse junto al mar o pasear en un pueblo rural es posible gracias a los hoteles tranquilos de España.

Compartir esta selección de hoteles.

¿Le gusta esta selección de hoteles? ¿O se la quiere recomendar a un amigo? Envie la lista completa por correo electrónico.


Hoteles tranquilos España

Tras un largo día de trabajo, no es suficiente con cerrar los ojos e imaginarse descansando en una playa desierta en la espectacular Costa del Sol o explorando un pueblo remoto en el norte de España. La única forma de recuperar energías es aventurarse más allá y vivir la verdadera esencia del descanso. Para ello, lo mejor es reservar la habitación en un hotel con ambiente calmo, donde se pueda disfrutar de las vacaciones al máximo sin tener que preocuparse por el bullicio en la playa o los jóvenes que salen de fiesta hasta altas horas de la noche. Aunque España es conocida por el ajetreo de sus ciudades y sus noches de fiesta, también tiene un costado tranquilo y acogedor del que pocos saben. Éste se compone de kilómetros de campos y praderas, pueblos de montaña y costas desiertas que esperan a ser exploradas por parejas y grupos de familias.

¿Dónde descansar de verdad en España? Un vistazo a los mejores destinos para disfrutar de unas tranquilas vacaciones

Descubrir la magia de Mallorca

© Hotel Nord

Durante gran parte del año, la isla de Mallorca recibe a turistas que llegan para disfrutar de sus excelentes playas, su envidiable ambiente de fiesta y la increíble Serra de Tramuntana. Mientras que lugares como Magaluf o Palma cautivan a los turistas más jóvenes que llegan en masa, el resto de la isla está repleta de cuevas escondidas, pintorescas rutas para practicar ciclismo y hoteles tranquilos que invitan al descanso. En dirección al noroeste y más allá de la montaña se sitúa Port de Sóller, una tranquila ciudad repleta de tiendas boutiques, acogedores restaurantes y un puerto desierto. Gracias a su pasado de escondite para contrabandistas, Port de Sóller cuenta con una rica historia marítima que puede descubrirse recorriendo su puerto o alquilando un yate para pasar el día sobre el mar calmo y bajo el calor del sol brillante. El tranvía de la ciudad evoca a la ciudad de San Francisco y lleva a turistas y residentes mallorquines a recorrer las calles repletas de cítricos y de arquitectura española clásica. Hacia el este, los visitantes encuentran la ciudad de Artà, el sitio ideal para descansar en un tranquilo hotel. Dominada por el Santuario de San Salvador, que data del siglo XIV, Artà se presenta como un lugar antiguo y pacífico con árboles a los costados de las calles, perfecto para pasear en un día soleado. En las afueras de la ciudad se encuentra el poblado de Ses Païsses, uno de los yacimientos arqueológicos más completos y mejor conservados de Mallorca.

Vacaciones tranquilas en Estepona

© Hotel Bremon

Aventurarse hacia los típicos rincones de la icónica Costa del Sol es una buena idea para quienes desean vivir unas vacaciones repletas de vida nocturna y un ambiente agitado. Pero eso no significa que quienes prefieran sitios más tranquilos deban renunciar a esta porción de costa española, que tiene mucho más que ofrecer además de Málaga y Marbella. Con sus 159 kilómetros de extensión, la Costa del Sol comprende algunos de los paisajes españoles más deslumbrantes y tiene muchos hoteles tranquilos en donde pasar unas vacaciones de ensueño. Estepona invita a conocer sus calles flanqueadas por palmeras y bañadas por un intenso sol de verano. Este es uno de los destinos vacacionales con más trayectoria turística en la región y, como tal, ofrece el ambiente perfecto para una escapada cultural e histórica. Delicadas flores de colores adornan sus calles impecables, que conducen a los turistas hacia el azul del Mediterráneo y su pintoresco paseo marítimo, desde donde puede admirarse cómo el sol se esconde en el horizonte. Siguiendo el mismo camino se llega al faro de Punta Doncella, que aun hoy tiene la importante labor de guiar a los barcos por el estrecho de Gibraltar. Los hoteles tranquilos de esta parte de España garantizan unas vacaciones de relax y con el encanto que solo la Costa del Sol puede ofrecer.

Unas vacaciones diferentes en Andalucía

© Ses Cases de Fetget

Andalucía es todo aquello que los turistas extranjeros adoran de España, y los españoles también. Además de su espectacular Costa del Sol, Andalucía es conocida por la diversidad de su topografía, sus fascinantes ciudades y la belleza del flamenco. Los hoteles tranquilos ubicados en los pueblos de montaña ofrecen la mejor cocina tradicional, que puede degustarse con un maravilloso paisaje en el fondo, ideal para un viaje de relax y placer. Situado en lo más alto de una piedra caliza, Arcos de la Frontera es el ejemplo perfecto de ello. La historia de este lugar, cambiante y volátil, se remonta a la Edad de Piedra, mientras que la iglesia de San Pedro se asoma sobre las onduladas colinas de Cádiz. Entre sus típicas casitas blancas y sus calles estrechas se pueden descubrir bares de tapas, tiendas boutique y galerías de arte. Los tranquilos hoteles en Sevilla, capital andaluza, cuentan con todo el lujo de la gran ciudad que contrasta con su ambiente calmo y tradicional. Sevilla queda en la memoria de los viajeros como aquella ciudad con calles flanqueadas por naranjos, con viejas iglesias e historia antigua, todo ello impregnado por la influencia morisca y el auge del comercio del siglo XVI. El mejor plan incluye una tarde explorando las tiendas de telas, degustando un café en la Calle Álvarez Quintero o unas tapas en uno de los muchos restaurantes típicos junto a las calles adoquinadas.

España – su impronta

Nada mejor para un verdadero español que pasar las vacaciones conociendo los rincones más secretos y tranquilos de su país. Para entender las raíces de su propio pueblo, la clave es conocerlo en primera persona. Quienes lo hagan en coche, propio o de alquiler, podrán aprovechar la estupenda red vial española para llegar hasta los sitios más recónditos y apacibles.

Regiones en España

Hoteles tranquilos España: Destinos populares

Hoteles tranquilos: Lugares populares

Hoteles tranquilos populares en España

Tipos populares hoteles en España