hoteles únicos Compara precios de hoteles únicos
Los hoteles románticos de Portugal son la opción perfecta para quienes necesitan un respiro del ajetreo cotidiano y desean disfrutar de unos días en pareja. Ya sea que elijan un encantador paisaje de playa en Algarve o una ciudad dinámica como Lisboa: estos hoteles están en todo el país y cuentan con el servicio ideal para volver a expresar su amor durante una cena a la luz de las velas. Áreas de spa con tratamientos especiales para parejas y un brindis al caer el sol… no se necesita más.

Compartir esta selección de hoteles.

¿Le gusta esta selección de hoteles? ¿O se la quiere recomendar a un amigo? Envie la lista completa por correo electrónico.


Hoteles románticos Portugal

La magnificencia de Portugal se disfruta mejor en pareja. Este alucinante destino cuenta con románticos hoteles para disfrutar de un viaje espectacular. Una escapada a Portugal para festejar el aniversario es el plan ideal. Con un ambiente íntimo, atención personalizada y los mejores platos del restaurant gourmet, la estadía no puede ser menos que perfecta. Muchos de los hoteles románticos cuentan además con servicio de spa para parejas.

Hoteles románticos en Portugal: un vistazo a los rincones de ensueño

Algarve: besos apasionados en la cima de un acantilado

La búsqueda ha terminado, los hoteles más románticos de Portugal están en Algarve: con veranos extensos y cálidos, y clima agradable durante la mayor parte del año, esta región invita a disfrutar de una escapada en pareja. Repleta de calas, playas salvajes e iglesias salpicadas entre los pueblos de montaña, esta parte sur de Portugal tiene mucho para ofrecer a los enamorados. Algunos de los paisajes naturales más fascinantes son sus acantilados, como el de Ponte da Piedade y el Cabo de San Vicente. Contratando un servicio de bote, podrán apreciarse las calas y cuevas desde otra perspectiva. Entre sus numerosas playas, la favorita es la Praia da Marinha. Esta playa obsequia a los turistas con un ambiente apacible y aguas transparentes. Para quienes prefieran el turismo de ciudad, Silves es el destino indicado. Esta localidad de aspecto medieval tiene un bonito castillo que puede visitarse y muchos rincones dignos de una postal. Se la conoce por sus casitas con fachadas de azulejos rosas, azules y blancos y por sus restaurantes que cuentan con platos típicos de la región: sardinas a la parrilla, bacalao y arroz con mariscos son las delicias más recomendadas. Lagos es una de las ciudades más encantadoras, con una buena oferta de hoteles románticos que ofrecen tratamientos de spa para parejas.

Madeira: un romántico atardecer en la isla de las flores

También conocida como la isla de las flores, esta pequeña isla portuguesa es el destino ideal para pasar el próximo verano disfrutando de la intimidad y el romanticismo en pareja. Con flores cultivadas por doquier, la ciudad se mantiene en una danza constante de colores y aromas primaverales. Su capital, Funchal, ha sabido guardar su antigua esencia marítima, con un casco antiguo que puede recorrerse fácilmente a pie por sus calles empedradas. El Mercado dos Lavradores es un festival de colores y sabores en sí mismo. Un arcoíris frutal con exóticos ingredientes y sabores indescriptibles. El teleférico de Funchal lleva a los turistas a lo más alto de la ciudad, donde pueden visitar su frondoso jardín botánico y la fortaleza, ideal para los más curiosos. Quienes llegan a Madeira no se quieren perder las piscinas naturales de Porto Moniz ni la impresionante y bella laurisilva. Un ambiente íntimo y el descanso óptimo se obtienen en los hoteles románticos, donde los restaurantes sirven deliciosos platos para saborear tomados de la mano.

Lisboa: una escapada inolvidable junto a esa persona tan especial

Cuando se piensa en un destino romántico, tal vez Lisboa no sea el primero en la lista. Sin embargo, esta ciudad tiene lo suyo. Para las parejas que no deseen alejarse tanto de la urbanización, Lisboa es el sitio perfecto. Conocida por su tranvía 28, Lisboa es una ciudad preciosa, con mucha oferta (y demanda) turística y un agradable trato de parte de sus residentes locales. Situada junto a la costa atlántica, conjuga su paisaje tradicional con un presente cosmopolita. Desde la altura del castillo de San Jorge, puede apreciarse la pintoresca postal que conforman sus tejados rojizos, mientras que otra de sus famosas construcciones, la catedral Sé de Lisboa, hechiza a los viajeros con su fachada de estilo románico y su interior con rincones góticos. Para recorrer la ciudad con una perspectiva distinta, se recomienda tomar alguno de sus dos elevadores: el de Santa Gloria y el de Santa Justa, desde cuya altura pueden apreciarse las mejores vistas panorámicas. Los románticos hoteles escondidos entre las calles de Lisboa obsequian a las parejas de enamorados la ubicación ideal para pasar las vacaciones con esa persona especial. Muchos tienen una cocina exquisita para aliviar el estómago después de un largo día de compartir momentos únicos e inolvidables.

Portugal – su impronta

Portugal es un país con clima cálido y agradable durante la mayor parte del año. La amabilidad y cordialidad de su gente garantizan una atención especial y unas vacaciones amenas. Quienes están pensando en un viaje a Portugal de a dos, no dudarán un segundo en elegir uno de estos fantásticos hoteles.

Regiones en Portugal

Hoteles románticos Portugal: Destinos populares

Hoteles románticos: Lugares populares

Hoteles románticos populares en Portugal

Tipos populares hoteles en Portugal